Menu
El III Curso Internacional de Avicultura aborda la inmunología aviar

El III Curso Internacional de Avicultura aborda la inmunología aviar

El III Curso Internacional de Avicultura, celebrado en la Universidad Científica del Sur (Lima, Perú) los días 20 y 21 de octubre, abordó en sus dos primeras sesiones aspectos relacionados con la inmunología aviar: inmunología veterinaria, factores anatomofisiológicos en aves relacionados con la inmunidad y conceptos de inmunomoduladores, pronutrientes y planes vacunales.

Respecto al sistema inmunitario de los animales, el Dr. David Díez (Biovet S.A), explicó en su ponencia aspectos relacionados con la evolución de los sistemas inmunitarios desde los organismos unicelulares y pluricelulares invertebrados, hasta llegar a los vertebrados y describió los distintos tipos de antígeno; tipos de vacunas; diseño, elaboración, distribución y aplicación de vacunas y las principales vacunas veterinarias.

“El sistema inmunológico está formado por barreras fisicoquímicas, respuestas celulares (inespecíficas y especificas) y respuestas serológicas (inespecíficas y específicas). Es el sistema más complejo del organismo animal, ya que, con cada nuevo grupo de animales, se acumula un nuevo mecanismo de defensa como complemento a los mecanismos anteriores desde los protozoos a los mamíferos”, destacó el Dr. Díez.

Asimismo, el veterinario hizo hincapié en que “existe una marcada diferencia en el sistema inmunitario de aves y mamíferos, a pesar de que ambos proceden de un antecesor común (reptil)”. Por todo ello, el conocimiento de la filogenética del sistema inmune, nos permite conocer la variabilidad de la respuesta y justifica los diferentes desarrollos específicos de vacunas para peces, para aves o para mamíferos” subrayó el Dr. Veterinario de Biovet S.A.

Por su parte, las Dras. Júlia Pié (Biovet S.A) y Connie Gallardo (Universidad Científica del Sur) desarrollaron los “Factores anatomofisiológicos en aves relacionados con la inmunidad”. Para ello comenzaron su disertación estudiando los organismos unicelulares y los pluricelulares invertebrados y vertebrados.

Según explicaron, “los organismos más simples (unicelulares) ya presentan mecanismos de defensa muy simples frente a agresiones externas (membrana celular, depósitos de calcio y melanina). Estos mecanismos se conservan en organismos más complejos (pluricelulares), que añaden otros efectores del sistema de defensa, que derivan mayoritariamente del mesodermo (capa embrionaria). Esto ocurre tanto en organismos invertebrados como vertebrados (a excepción de los organismos invertebrados doploblásticos, que no presentan mesodermo en su desarrollo embrionario). Por tanto, es a partir de la aparición del mesodermo cuando los organismos incrementan la complejidad del sistema inmune”.

La Dra. Júlia Pié destacó entre las conclusiones: “la temperatura tiene una gran importancia en el desarrollo embrionario (por ejemplo, en reptiles interfiere en la diferenciación sexual del embrión) y puede tener la misma importancia en el desarrollo de otros órganos y sistemas” y finalizó con la presentación de la hipótesis: “es probable que la temperatura tenga un papel vital en el desarrollo del mesodermo del embrión y un impacto sobre la aparición o no de la cadena linfática, ya que en los reptiles la Tª óptima incubación 28-30ᵒC, en las aves, es de 37.5-38.06ᵒC y en los embriones humanos 37.5-37.8ᵒC

Respecto a la “Inmunomodulación y nuevas estrategias para el desarrollo de vacunas veterinarias”, la Dra. Cristina Latasa (Recombina) desgranó: la perspectiva histórica de las vacunas; el mecanismo inmunitario de la vacunación; vacunas clásicas o convencionales: vivas atenuadas e inactivadas; autovacunas y adyuvantes y actividad inmunomoduladora de pronutrientes y los programas vacunales en aves.

“Las vacunas convencionales vivas atenuadas, inactivadas y toxoides han tenido un gran éxito a la hora de controlar y erradicar enfermedades tanto humanas como de animales (viruela, rabia, fiebre aftosa o PPC (Peste Porcina Clásica)). Asimismo, todavía existen enfermedades para las que no existe vacunas y limitaciones varias de eficacia, seguridad, etc., por lo que el desarrollo de nuevos adyuvantes y la administración de pronutrientes con capacidad inmunomoduladora puede contribuir de una forma determinante a la mejor efectividad de las vacunas veterinarias”, señaló Latasa.

Finalmente, en relación a los programas vacunales en aves, la representante de Recombina señaló que son variables en función de diversos factores: el tipo de ave, la epidemiología de la región, la situación sanitaria, la prevalencia de infecciones por patógenos que causan inmunosupresión y los niveles de inmunidad materna. A su juicio, “los avances biotecnológicos permitirán el desarrollo de nuevas vacunas multivalentes”. En este sentido, concluyó: “Hemos validado dos nuevos sistemas de vacunación basados en la expresión de antígenos heterólogos desde el cromosoma de una cepa atenuada y en la ingenierización de plásmidos naturales”.

Etiquetas: , , , , , ,