Los Dres. Borrell y Latasa impartieron la conferencia “De los proplastos a los pronutrientes y la generación metagenética” en Lima

Bajo el título, “De los proplastos a los pronutrientes y la generación metagenética”, el Dr. Jaime Borrell y la Dra. Cristina Latasa, impartió una conferencia el día 8 de marzo en la sede de la APCV, ubicada en Lima (Perú). Durante la misma, el Dr Jaime Borrell, expuso los estudios realizados para demostrar que el mecanismo metagenético analizado, forma parte de una hipótesis que propone que “una molécula primigenia, existente en células procariotas y eucariotas (vegetales y animales), contiene las instrucciones básicas para sintetizar, a partir de materiales prebióticos, la cápsula para proteger el contenido y los ribosomas para ensamblar las proteínas funcionales, incluso en proplastos presimbióticos (cloroplastos y mitocondrias). 

Las investigaciones desarrolladas por los investigadores Cristina Latasa, Maria Peñas, Anna Tesouro y Jaime Borrell parten de la hipótesis: "La vida en La Tierra como resultado del equilibrio entre fuerzas generacionistas y fuerzas de la selección natural“ y mediante la aplicación del método científico explican cómo se inició la vida en la Tierra, como resultado equilibrado entre fuerzas generadoras de formas de vida y fuerzas seleccionadoras de las mismas, en función de su adaptación al ambiente. Según destacó el Dr Borrell: “Tanto esta hipótesis como los avances científicos derivados de la misma, pueden aplicarse a la la nutrición animal en beneficio de una producción más sana, segura y con la misma rentabilidad, que los procedimientos usuales”.

EQULIBRIO ENTRE OPUESTOS

La ponencia desgranó la aplicación de la investigación científica al estudio del origen de la vida y su desarrollo, basándose en los conceptos filosóficos del equilibrio entre los opuestos, extraída de las filosofías de Lao Tse y Heráclito de Éfeso. Así, considera que no se puede seleccionar, lo que no se ha manifestado. Por tanto, primero se produce la expresión genética (código genético primigenio, estímulo del código, expresión metagenética del mismo, proteína específica, funcionalidad, nuevo órgano, nueva especie) y, posteriormente, la selección natural de las especies.

“Conceptualmente, ningún órgano puede aparecer ni modificarse, si no existe un código genético que guíe su formación. De ahí la necesidad de que existan dos fuerzas que interactúan entre ellas llegando al equilibrio. Como toda hipótesis, ha requerido de la aplicación del método científico para su confirmación y, aunque existen implicaciones en múltiples campos y disciplinas científicas, consideramos que estamos en condiciones de exponer estos conocimientos con un grado razonable de comprobación en las líneas básicas”, resumió el Dr. Veterinario.

De este modo, durante la conferencia se expusieron, siguiendo el método científico (observación del fenómeno, formulación de la hipótesis, elaboración de predicciones derivadas y experimentos controlados para demostrar las predicciones), los pasos para demostrar la hipótesis mencionada con anterioridad.

CONCLUSIONES

Las conclusiones resaltan en primer lugar: la dependencia de los procesos fisiológicos de las células animales eucariotas, respecto de las células vegetales eucariotas. Además, aportan datos que demuestran la actividad de biosíntesis de compuestos orgánicos de carbono y liberación de oxígeno durante 700 millones de años (-3,800 a 3,100 m.a.). “Durante 2.700 millones de años, las células vegetales y animales conviven y establecen relación de dependencia exclusivamente en áreas marinas. (-3,100 m.a. hasta -400 m.a.)”, hizo hincapié el Dr. Borrell.

Asimismo, continuó: “En esta colonización conjunta de vegetales y animales se mantienen las relaciones de dependencia fisiológica basada, fundamentalmente, en el empleo por las células animales de pronutrientes de origen vegetal, derivados de la evolución bioquímica del árbol biosintético de la molécula primigenia (ácido shikímico).

Finalmente, el miembro de la APCV mostró ante los asistentes algunos estudios que demuestran que la aplicación de moléculas pronutrientes producen efectos de regeneración fisiológica del epitelio intestinal, regeneradores del hepatocito, optimizadores del metabolismo cálcico e inmunoestimulantes. También presentó otros estudios que concluyeron que el empleo de pronutrientes en nutrición animal puede redundar en beneficio de una producción más sana, segura y con la misma rentabilidad, que los procedimientos actuales”.

Puedes encontrar más información sobre este tema en la siguiente publicación: La hipótesis de los pronutrientes en la teoría de la evolución. Divulgación 57.

Leave a comment

You are commenting as guest.

He leído y acepto la cláusula de Información sobre Protección de Datos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
Más información Ok Rechazar